Basura: cómo separarla

Texto por Inma Garrido Bernal. Fotos por Yanina Raspa.

Color marrón/ocre – Bio-abfall

Qué botar: residuos orgánicos como verduras, frutas, espinas de pescado, huesos de carne, huevos, cáscaras de frutos secos, filtros de café, bolsas de té; también restos de plantas (sin semillas) y flores, comida para animales (excepto la de gato), virutas de madera y pañuelos de papel.

No botar: Pañales, resto de frituras, textiles, piedras, cadáveres o restos de animales, residuos en las bolsas de la aspiradora.

 

Color gris/negro – Restmüll

Qué botar: casi todos los materiales que no se pueden depositar en los otros contenedores. Mecheros, bolígrafos, cepillos de dientes, bolsas de aspiradora, arena para gatos, pañales, toallas sanitarias, cuero, caucho, porcelana y cerámica.

También cenizas del carbón frío, colillas de cigarrillos, juguetes, paraguas, video casetes, cintas de audio, CDs, bombillas (menos las que contengan mercurio) y linternas, flores de plástico, platos, cepillos de tocador, perchas, asientos de inodoro, jardineras o espuma de poliestireno.

Prohibido botar: Electrodomésticos.

 

Contenedor naranja – Spermüll

Qué botar: materiales difíciles de reciclar. Pilas, aparatos electrónicos, desinfectantes, botes de spray, productos con componentes químicos.

Todo aquello que no se puede incluir en el contenedor naranja hay que notificarlo en el Servicio de recogida de residuos voluminosos o centros de reciclaje.

Asímismo, existe un horario para tirar la basura al contenedor. Varía según barrio y comunidad de vecinos y usualmente está indicado cerca de los contenedores de residuos.

 

Mobiliario y ropa

En este ítem, el reciclaje varia ligeramente. Una primera opción es depositarlo en un lugar visible de la calle y esperar que sea recogido por otro ciudadanos que lo reutilice. Aunque legalmente está prohibido, muchos berlineses habitualmente lo practican.

Lo más recomendable es ponerse en contacto con el ayuntamiento de cada barrio y saber qué día tienen predeterminado para la recogida de residuos.

 

El pfand

En supermercados y spätis (kioscos abiertos hasta y tarde y domingos) te devuelven dinero por cada botella o envase de vidrio o plástico (que tenga el Grüne Punkt).

Por cada envase de plástico reciclado, los establecimientos abonan 0,25€ y por cada frasco de vidrio 0,8€.

También es muy común que los vagabundos o personas sin recursos se dediquen a recogerlos por la calle para obtener algunos ingresos. Así que si bebes en la calle, deja la botella de vidrio o plástico en un lugar visible. Estarás haciendo un acto solidario.

Si continua usando el website, usted acepta el uso de Cookies. Más información.

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, estará de acuerdo con esto.

Cerrar