Buscar piso en Berlín: La visita y la entrevista

Busco piso

Texto por Inma Garrido Bernal

Compraste el periódico, estuviste horas frente a la computadora buscando un piso que se acomode a tus necesidades y presupuesto y ya tienes una lista con las casas elegidas.

El siguiente paso será contactar a tus futuros arrendatarios o, según el caso, compañeros de piso para concertar una visita.

Y no sólo se trata de que tengas una cuenta bancaria que te permita estar al día con el alquiler: Carácter, profesión, objetivos personales, aficiones… Estas son algunas de las preguntas que se realizan en una entrevista de piso.

Normalmente son encuentros cortos, de entre 10 y 30 minutos. Por tanto, la primera impresión es la que cuenta.

 

Carta de Presentación

Aunque en los anuncios de alquiler suelen proporcionar un teléfono de contacto, algunas veces la primera vía de comunicación es el E-mail.

Antes de concertar una cita, muchos alemanes piden una carta de presentación donde el futuro inquilino explique los gustos y aficiones, su profesión e incluso pueden preguntar por la situación económica.

Es recomendable que el E-mail sea corto y conciso ya que suele haber mucha demanda y, por tanto, lo más importante es destacarse por sobre el resto.

Y si se puede escribir en alemán, mejor. Aunque si no se habla un poco, es mejor hacerlo en inglés para que el casero sepa que va a tener que hablar otro idioma (muchos alemanes dominan la lengua anglosajona, por tanto no hay problema).

 

La entrevista

Se pueden dar dos tipos de entrevista. Una es la que se realiza con todos los interesados y hay que acudir un día determinado a unas horas concretas.

Coinciden muchas personas al mismo tiempo y el único momento para hablar con el dueño suele ser cuando éste enseña la casa.

Son conversaciones rápidas y triviales frecuentemente interrumpidas por otra gente que también ha acudido a ver el piso.

Es difícil que el casero te recuerde y generalmente la entrevista finaliza escribiendo en una lista el teléfono y la dirección de correo electrónico.

Otro tipo de entrevistas son las personales. La cita se concierta directamente con el arrendatario, no está cerrada previamente.

Aquí la comunicación es totalmente fluida y se desarrolla en torno a un café o té. Pueden coincidir varias personas, pero no más de cinco.

Como en la anterior, los inquilinos suelen preguntar sobre los motivos por los que se busca piso y por qué se ha escogido Berlín como residencia.

Consejos

  • Sé natural. Es mejor no intentar parecer algo que no se es, porque luego la convivencia o relación con el arrendatario puede tornarse complicada.
  • Darse a conocer. Durante la entrevista, es recomendable llevar las riendas de la conversación. Cuanta más información tengan sobre una persona, más fácil será que la recuerden y a la hora de tomar una determinación los caseros tendrán más argumentos (a favor y en contra, claro).
  • Evita develar la nacionalidad: Muchos alemanes están acostumbrados a convivir con gente extranjera, pero no siempre ha sido una experiencia positiva. Es mejor esperar a que lo pregunten, por si acaso.
  • Deja el tema económico como último punto: Se ofrece una mejor imagen si no es el interés prioritario de la persona con la que se está manteniendo la charla. Preguntar por el precio de alquiler puede ser el cierre de la conversación. Y, digan lo que digan, muestra conformidad. Si vuelven a llamar, ya se negociará el precio.

 

Alquiler a través de una empresa inmobiliaria

Los ejemplos expuestos anteriormente son más comunes cuando la relación con el arrendatario es directa, sin intermediarios.

Cuando el “objeto de alquiler” es negociado por una empresa inmobiliaria, además necesitarás presentar:

  • Einkommensnachweise der letzten drei Monate: informe del banco (o del Job Center) de los tres últimos meses de ingresos. El informe lo puedes sacar tú mismo desde los cajeros de tu banco.
  • Personalausweis: pasaporte o cédula de identidad.
  • Schufaauskunft: informe sobre tus acciones monetarias (deudas, préstamos, cuentas bancarias). El SCHUFA-Bonitätsauskunft cuesta 18.50€. Con este documento el arrendatario se asegura de que le está alquilando el piso a alguien económicamente confiable.

En resumen, te pedirán cualquier tipo de documento que les garantice que vas a pagar la renta a tiempo, que no vas a molestar a tus vecinos y que no eres un sicópata.

 

 

Comentarios: 1

Deje un Comentario »

 
  • Deje un Comentario
     
    Your gravatar
    Su Nombre