Los Sudakas se toman Europa

Entrevista por Inma Garrido Bernal. Fotos por Juan Bernabeu Lleo.

Hace 10 años, unos jóvenes latinoamericanos cargados de mucha ilusión y poco dinero aterrizaron en Barcelona en busca de un sueño: dedicarse a la música.

Allí se conocieron y decidieron llevar a cabo un proyecto en común, Che Sudaka. Poco a poco, han conseguido derribar fronteras y conseguir que su música suene en los altavoces de media Europa y Latinoamérica.

Durante su paso por Berlín, tuvimos la oportunidad de hablar con ellos.

Leo, Kachafat Jackpot, Cordobés, Jota, Anthrax y Marc no se conocían y cada uno intentaba sobrevivir compaginando un trabajo que les ayudara a pagar la renta y sus proyectos por separado con diferentes bandas.

Hasta que las calles de Barcelona  los llevaron a un mismo punto: Che Sudaka.

De esto hace 8 años.

“Fue entonces cuando lo dejamos todo y nos centramos en preparar un concierto acústico con el que rodábamos por bares y calles en Barcelona.

Un día estábamos tocando en un bar hindú y, al finalizar, un chico de Berlín nos propuso organizar una pequeña gira de conciertos por Alemania”, comenta Jota. Hoy, ese chico es su mánager.

Kein Mensch ist ilegal

Este fue el principio de su escalada europea. Han participado en festivales en Suecia, Holanda, Austria, España, Bélgica, Francia, Suecia, y Suiza.

Incluso han tocado en Argentina. “Ahora lo que nos gustaría es tocar en México, Colombia y Japón”, añade Cordobés.

Pero estos chicos no olvidan sus raíces: “Todos somos inmigrantes. Sabemos lo duro que es empezar una nueva vida en el extranjero.

Hemos trabajado de camareros, pegando carteles… Hemos hecho de todo pero, con mucho esfuerzo y trabajo, todo es posible”, afirma Jota.

“Es muy importante saber qué quieres, tu objetivo. Y buscar a personas con quién lograrlo”, añade Cordobés.

“Lo que nos gustaría transmitir es que kein Mensch ist ilegal (ninguna persona es ilegal)”, afirma Leo, mientras afina su guitarra.

Pasión por Berlín

No es la primera vez que Che Sudaka visita la capital alemana. “Gracias a nuestro mánager, Rogue, hemos tocado bastante en Berlín. Esta ciudad tiene un circuito de salas, hay conciertos todos los días de la semana. Y esto no pasa en todos los países”, explica Cordobés.

“Tener la posibilidad de tocar en Berlín te ayuda mucho porque, gracias a estos conciertos, hemos podido participar en festivales por toda Alemania y en otros países del norte de Europa”, añade.

Si continua usando el website, usted acepta el uso de Cookies. Más información.

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, estará de acuerdo con esto.

Cerrar