Mi bici y yo: dónde comprar bicicletas en Berlín

Mauerpark

Texto por Mari Carmen Sáez
Foto portada por Sonsoles Lozano

Una amiga mía alemana se compró una bicicleta hace 10 años y dice que casi no ha tenido que repararla.

Pongamos que en su día se gastó en ella 180-200 euros, que al año le ha supuesto sólo 18-20 euros, más alguna que otra reparación.

En cambio, otra amiga se compró una bicicleta en el Flohmarkt (mercado de pulgas) de Boxhagener Platz que le costó 35 euros (campanilla y cesta incluidas), pero al día siguiente la rueda delantera estaba desinflada y cuando fue a la tienda Glücksvelo en Pannierstrasse 53a, donde venden y reparan bicis, le dijeron que la bicicleta estaba en muy mal estado: rueda agrietada, cigüeñal roto, cambios y luz inservibles. Al final, la bicicleta barata le salió cara y al cabo de dos meses se tuvo que comprar otra.

 

¿Mercadillo o tienda?

En la mayoría de los Flohmärkte encuentras bicicletas usadas desde 30 euros o menos.

Entiendo que mucha de ellas son robadas, por lo que ya depende de cada uno de nosotros comprarla allí o en una tienda.

En mi opinión, es muy probable que en el Flohmarkt te den “gato por liebre”. Personalmente recomiendo inventir un poco más de dinero y comprarla en una tienda.

Si el bolsillo es limitado, muchas ofrecen la alternativa de comprar buenas bicicletas o de segunda mano a precios muy rebajados.

Incluso algunos de estos negocios aceptan tu bici (usada o defectuosa) como parte de pago.

La ventaja de comprarla en una tienda es que los vendedores son unos apasionados del pedal, saben de lo que hablan y te pueden aconsejar para darle un mejor mantenimiento.

Además tendrás la seguridad de que cada uno de los componentes de la bici estará en bueas condiciones.

 

Si te decides por la bici de tienda

La web de ADFC Berlin e.V., tiene un listado de comercios que venden bicicletas nuevas y de segunda mano.

En Velondo venden, reparan y alquilan bicis y, si todavía no dominas el alemán, puedes comunicarte con ellos en inglés.

Además de su tienda en Pannierstrasse 13 en Neukölln, tienen otra en Motzstr.12 (Schöneberg).

La tienda Rad-Spannerei, en Kottbusser Str. 8, tiene una amplísima selección de bicicletas, de todos los precios y modelos.

Afuera puedes inflar las ruedas y a dos calles de distancia tienen el taller, en Admiralstr. 23.

En Bikecoholics, Gneisenaustraße 67, compran bicicletas. Si tienes en casa alguna y no sabes qué hacer con ella, posiblemente puedas vendérsela a ellos. Eso sí, previa presentación del documento de identidad.

Stadler, es una tienda enorme en Charlottenburg, donde puedes perderte entre las miles de bicicletas, motos, complementos, etc. que tienen en stock y ofrecen la posibilidad de probar las bicis en su circuito.

Pero si lo que buscas una estilo años 70, 80 o 90, puedes pasarte por Cicli Berlinetta, en Schönfließerstr. 19. De estilo vintage tienes las de Rembetis en Oderbergerstraße 35. Y si prefieres una holandesa, la encontrarás en Radlust ubicada en Skalitzer Str. 95.

Por otra parte, si te interesa conocer gente para hacer viajes en bici, por ejemplo a Italia, en la web de Fahrradschmiede (Kolonnenstr. 48), encuentras un foro especializado.

 

Pero antes de bicicletear por el mundo…

Recordar que es importante conservar vuestra bicicleta en un buen estado para poder circular con mayor seguridad: revisar luces, frenos y ruedas.

Comprarse un casco o también unas bandas o chalecos reflectantes para conducir por la noche (como habrás notado, muy poca gente lo hace).

Otro accesorio importante e indispensable es el candado.

Disminuye las posibilidades de robo invirtiendo en uno medianamente bueno y te ahorrarás malos ratos.