‘Winterdepression’ o depresión de invierno

depresion

Por el psicólogo Maximiliano Luis Freites

¿Qué pasa en el invierno que nos sentimos desganados y un poco deprimidos?

Existen numerosos estudios al respecto, los cuales indican una relación directa entre la cantidad y calidad de luz solar diaria en épocas invernales y el estado de ánimo de las personas que residen en los polos (alejados del Ecuador), demostrándose que es normal ya a partir del otoño tener propensión a la depresión.

La explicación más sencilla, sin entrar en grandes tecnicismos, se centra en la influencia que desempeña la luz solar sobre la producción en nuestro cerebro de ciertas hormonas que regulan el llamado reloj biológico en nuestro organismo.

Es decir, estas hormonas están presentes en la regulación de los ciclos de sueño-vigilia (día-noche), en nuestro estado de ánimo y en la energía que disponemos (lucidez). Estas son la melatonina y la serotonina.

La melatonina es una sustancia química directamente relacionada con el sueño y se produce en mayores cantidades cuando hay más oscuridad (cuando los días son más cortos).

El aumento de la producción de melatonina en nuestro cerebro nos hace sentir somnolencia y letargo (tener más ganas de dormir).

La serotonina, por el contrario, aumenta con la exposición a la luz del sol. Los niveles bajos de serotonina están asociados con la depresión y baja autoestima, por ello aumentar

la disponibilidad de esta hormona se transforma en una ayuda para contrarrestar el estado de depresión.

Las pocas horas del día como las noches más largas en el otoño y en el invierno pueden causar un incremento en la cantidad de melatonina y una disminución de serotonina en nuestro organismo y así ocasionar las condiciones químicas y biológicas necesarias para la depresión.

Así como las plantas y los animales se ven afectados por el cambio de luz y temperatura (piénsese en cuáles flores florecen en invierno, o cuánto duerme un oso para estas fechas), el ser humano también es afectado por el clima.

Esto es importante tenerlo en cuenta para pensar en que no somos totalmente independientes de nuestro entorno y tomar cartas en el asunto.

Existen tratamientos como, por ejemplo, la luminoterapia (aunque se dice que la luz solar es irremplazable), que se basa en exposiciones reiteradas de una luz especial que pondría en hora al reloj biológico.

Cuando el sentimiento de depresión es mayor, se suelen recetar antidepresivos y un conveniente tratamiento psicológico (o psicoanalítico).

Síntomas típicos: Letargo, depresión, exceso de pensamiento, poco contacto social, disminución del apetito sexual, etc.

Nuestros consejos:

  • Aprovechar cuando hay sol y salir un rato de paseo para captarlo (somos como una batería solar).
  • Confeccionar una agenda con tareas para todos los días. Evitar quedarse durante largos períodos en soledad, por más que afuera esté muy frío.
  • Practicar algún tipo de deporte (aconsejable para el invierno: piscina).
  • Levantarse todos los días temprano, al amanecer, para aprovechar al máximo las horas de luz. No ir a dormir muy tarde.
 

Comentarios: 6

Deje un Comentario »

 
  • María

    Es un tema interesante e importante, lo sé por experiencia. Pero me temo que faltan dos recomendaciones. La más sencilla y más importante: salga a la calle todos los días, aunque esté nublado o haga -15 grados _al menos 15 minutos_. Parece de perogrullo pero más de un autónomo tiene la tentación de quedarse varios días sin salir cuando estamos bajo cero las 24 horas.

    La segunda: compre bombillas de espectro solar. No sé cómo se llaman realmente en español, en alemán son sonnenlichtlampen, creo.

     
     
     
  • Carolina Proaño..

    Super buenos datos. Gracias María!

     
     
     
  • Yo nunca lo he sufrido, pero soy nuevo en Berlin y ya echo un poco de menos la luz de Madrid (que no el sol), y más a partir de hoy, que anochecerá una hora antes debido al cambio de hora. En cualquier caso hay que ser positivo, y sobre todo ACTIVO. Como dicen por María más arriba, hay que salir haga el tiempo que haga, que alternativas y cosas para hacer hay. Lo de las bombillas, ni idea. Investigaré sobre ello 😉

    Un saludo.

     
     
     
  • Otro consejo que a mi me ha dado buenos resultados es ir al sauna, de vez en cuando, la intensidad del calor en pleno invierno, te llena de energía…te conecta con el cuerpo, el agua, el calor.
    O ir a ciertas piscinas termales que hay en las afueras de berlin….

     
     
     
  • QUIERO TENER CONTACTO CON LOS PSICOLOGOS QUE HABLEN ESPAÑOL Y ALEMAN EN ALEMANIA, POR FAVOR CONTACTENSE CONMIGO.
    LOS NECESITO URGENTE! ESTOY SUPER SOLA Y AISLADA EN IDSTEIN.

    CORREO. luzmarquardt2@gmail.com

    Gracias.

     
     
     
  • Carolina Proaño..

    Hola Luz. Yo creo que es más fácil si eliges a alguien de la lista que te doy a continuación y llamas a alguno, a ver si puede ayudarte: http://berlinenespanol.net/psico/

    También te puedo dar los datos de varios sicólogos que atienden online:

    Sergio Delgado Somodevilla: http://www.psicologiaenlared.com
    Loreto Ares: http://www.sinews.es
    Beatriz Reoyo: Email: beatrizreoyo@hotmail.com, Skype: Beatriz Reoyo

    Saludos y arriba el ánimo!

     
     
     
  • Deje un Comentario
     
    Your gravatar
    Su Nombre