Gärten der Welt

China

Texto por Carolina Proaño Wexman

En Berlín nadie puede quejarse por la falta de parques. Hay un montón y de todo tipo: bonitos, feos, chiquitos o grandes, sucios y limpios, para viejitos, para bebés, para drogadictos o para deportistas. La cantidad de espacio verde en Berlín es tan grande, que aseguran es “la ciudad más verde de Alemania”.

Entonces, con tanta planta y arbolito por todas partes, ¿Vale la pena viajar cerca de una hora para conocer un parque específico en el que, además, hay que pagar entrada?

Bueno, para ‘el’ Gärten der Welt (parques del mundo) en Marzahn, la respuesta es ¡natürlich!. Este no es un parque común y silvestre. Ganó un premio muy importante como mejor parque este año y realmente se lo merece.

El Gärten der Welt es un gran parque, dividido en diferentes jardines con distintos diseños, dependiendo de su nacionalidad.

Cada jardín incluye flora, materiales y objetos del país de origen, así como construcciones de todo tipo que imitan los paisajes de la región que inspiró su composición.

Está el Jardín chino (el más grande de Europa) con una pequeña pagoda de descanso, un lago y una casa de té. Hay que recorrer el Jardín japonés, cuyo pequeño claustro fue construido por monjes zen.

Cerca está el Jardín de Bali que presenta, además de flores exóticas, viviendas típicas. También hay un Jardín oriental, un parque coreano, un jardín italiano renacentista y un laberinto inglés muy divertido de explorar.

La recreación de algunos jardines es tan buena, que hasta se podrían subir las fotos al Facebook con el título “Mi último viaje por Oriente” y nadie se daría cuenta del engaño.

El parque ofrece todos los servicios, además de cafés y restaurantes. Se puede hacer picnic, pero no grill.  El perro y la bici se quedan en casa.

Sitio de Internet: http://gruen-berlin.de


 

Comentarios

No hay comentarios.
  • Deje un Comentario
     
    Your gravatar
    Su Nombre