Laura Serra, dueña del café-restaurante Manuela Tapas

Laura-Serra

Laura Serra

Texto por Carolina Proaño Wexman. Fotos por Yanina Raspa

La historia de Laura Serra, dueña del café-restaurante Manuela Tapas, está íntimamente relacionada a la migración y a la geografía.

A los 22 años decidió dejar su natal Barcelona para irse de Au pair a Turingia (Alemania), en un ejercicio de reconocimiento genético.

El origen de su madre, alemana y su aspecto físico, más nórdico que mediterráneo, la impulsaron a buscar esa parte de ella en estas tierras.

Decidió quedarse, mejorar su alemán y estudiar Ciencias de la cultura e Historia del arte en Leipzig. Luego regresa a España, a través de un Erasmus, con el fin de “comparar el nivel universitario de los dos países, porque siempre me ha interesado el intercambio cultural entre España y Alemania”, explica Laura y reconoce que “ese es mi punto híbrido: Cómo se forma y qué cruce, qué puentes existen entre las dos culturas”.

Y así, investigando a fondo sobre intercambios culturales, es que conoce a su marido, Juan José González, panadero que la enamoró y con el que comparte no sólo una historia de amor tipo “co-producción europea” y tres hijos, sino también el proyecto Manuela Tapas: “un restaurancito, café y bar, con una sección de niños. Como somos padres, sabemos que también quieres tener una vida social aparte de los hijos y la casa, entonces decidimos tener una habitación especial en donde los niños tuviesen sus libertades.

Y también tenemos el Manuelita, que es la parte de organización de reuniones, presentación de libros, etc., porque la idea es hacer de este lugar un centro cultural no sólo español, sino también un poco del barrio, un reflejo de todo lo que se está moviendo en nuestro barrio”, agrega Laura.

Berlín en Español: Esta parte del barrio es la llamada Kreuzkölln…

El Manuela

Laura Serra: Yo la verdad es que prefiero llamarla Neukölln, porque Neukölln es muy grande y es diferente a Kreuzberg.

La inmigración que está asentada en este barrio tuvo la opción de hacerse su propia casa, comprar su piso, poner un negocio y quedarse y esto se nota porque la gente acá se siente identificada con el barrio.

Me gusta porque Neukölln significa “nueva Colonia”. Me da más energía como nombre: una nueva colonia de inmigrantes.

A pesar de la problemática social que hay en Neukölln, los habitantes del barrio se lo toman con humor: “y demuestran que tenemos este ambiente, sí, pero que nosotros somos creativos y no nos tiene que marcar ese sello. Entonces este juego a mi me gusta mucho.

Y da la opción también a que venga mucha gente joven a hacer cosas, muchos artistas tienen acá su atelier. Aunque ahora han subido los precios de los alquileres.

Naturalmente cuando algo se hace con amor y se pone bonito siempre acaba utilizándose por el capitalismo”, lamenta la dueña de Manuela Tapas.

BeE: Qué extrañas de España?

Laura y su marido Juan José

Laura y su marido Juan José

LS: Añoro el campo, el mar y la naturaleza, pero eso sí: para ser una gran ciudad hay mucho verde. Y para tener 3 millones de habitantes esta muy bien.

Y sobretodo que tienes este ambiente de barrio porque tu puedes vivir en Berlín y no tener que salir nunca de tu barrio porque lo tienes todo accesible. Entonces te identificas mucho con el barrio en el que vives.

BeE: Hay algo que no te guste de Berlín?

LS: Puedo vivir con las cacas de perro, puedo vivir con los graffiti o sin ellos, mientras tenga lo que necesito para vivir: mi panadero, mis rituales como ir a comprar al quiosco y tal.

Y eso es lo que me gusta de Berlín, a pesar de los centros comerciales y los supermercados grandes.

El Manuela Tapas está ubicado en la Friedelstr. 34, Berlín-Neukölln. Teléfono: 030- 54715227. Internet: www.manuelatapas.com