Martín Capatinta, director de LAKINO

Martín Capatinta

Martín Capatinta

Texto por Carolina Proaño Wexman. Fotos por Yanina Raspa

Martín Capatinta llegó de casualidad a Alemania hace 8 años.

Él es el director del Primer Festival Latinoamericano de Cortometrajes de Berlín, LAKINO. Es peruano, agricultor de formación y artista prácticamente autodidacta.

No ha estudiado nada en su vida, sólo ha hecho las cosas que ha querido hacer.

Empezó en teatro a los 16 años. Después dirigió una compañía de danza y estuvo en la Compañía Nacional de Ballet de Perú. Se aburrió y comenzó a trabajar con artistas haciendo instalaciones y ambientes escenográficos.

Aprendió sobre robótica y programación, se especializó en programas interactivos y a eso se dedica ahora, entre muchas –muchísimas- otras cosas, siempre relacionándose con las artes escénicas.

El video fue algo accidental: “Aprendí en una escuela auto-organizada que se llama FilmArche, la única en su tipo en Europa: no hay profesores. Los de segundo año le enseñan a los de primero y así. La información se traspasa de unos a otros. Además pertenezco a la Red europea de cine jóven (NISIMASA), donde doy clases de teatro y video para proyectos europeos”.

Y fue a partir del impulso de estas iniciativas audiovisuales, que Martín Capatinta se entusiasmó con la idea de ver videos latinos en Berlín. Una noche lo soñó, se levantó, fue al cine Babylon Mitte, presentó la idea, se la aceptaron, sacó su billetera y pagó. Y así es como, básicamente, se comienza a hacer un festival internacional de cortometrajes.

El 80% de los costos los financian él mismo y su productora Ble Demones. La otra parte la puso Inotawa Expeditions. Toda la organización se realiza gracias a su equipo de trabajo, amigos y otras varias instituciones.

Berlín en Español: Por qué un festival de cortometrajes?

Afiche del Festival

Martín Capatinta: “Creo que es mucho más interesante contar una historia en un tiempo mínimo, porque la capacidad de síntesis es mucho más fuerte. A largo plazo pensamos incluir largometrajes, pero poco a poco.

Hacer “largos” cuesta mucho más dinero y nosotros queremos que los realizadores latinoamericanos tengan la posibilidad de contar su historia. Aunque sea con la video cámara de su teléfono móvil”.

BeE: Entonces el soporte y la calidad visual de los cortometrajes no es tan importante para ustedes?

MC: “Por supuesto que nos importa la calidad del material, pero estamos aceptándolo todo: desde 35 milímetros hasta cámaras web. Lo que realmente nos interesa es la idea”.

El festival se va a dividir en 6 secciones (todavía en construcción y curaduría):  Dos proyecciones con los cortometrajes en competencia, una panorámica de los mejores cortometrajes latinoamericanos premiados en Europa, una sección de documentales y otra sección para cortometrajes experimentales. Y por último, una selección de piezas del país invitado, que este año va a ser Panamá.

Además el festival desarrollará un taller para jóvenes cineastas que viven en Europa (diez latinos y diez naturales): “Todavía tiene que ser aprobado por la organización Jugend für Europa, que es la que corre con los gastos”, explica Capatinta, “pero la idea es que estos jóvenes vengan a Berlín a desarrollar un documental sobre la ciudad”.

El director de LAKINO resalta también la exposición en el Festival de dos artistas con currículum europeo y trabajo consolidado.

El objetivo, aclara Capatinta, es que este sea un proyecto independiente al festival y una especie de panorámica de los artistas latinoamericanos contemporáneos:

MC:Rustha Luna Pozzi-Escot es una fotógrafa peruana que trabaja en Francia, muy reconocida en la región. Y Daniel Medina es un venezolano que estuvo en la Bienal de Venecia.

Lo que me interesa es mostrar su mezcla de influencias, por un lado el ser latinoamericano y por otro esa contemporaneidad y esa espiritualidad que los chicos de ahora tienen y con la que yo mismo me identifico”.

BeE: Una visión más integral del mundo…

MC: “Esa es la idea. Y viene un poco de mi, porque soy un mutante y he pasado por todo esto. Pero yo no voy a curar la exposición ni la muestra de cortometrajes. Yo simplemente dirijo, produzco y me interesa que salga porque en Berlín no hay. Y necesito que haya. Porque es parte de mi ser y quiero traerlos y quiero mostrarlos y decirle a la gente acá: Miren lo que tenemos”.

 

 

Comentarios: 1

Deje un Comentario »

 
  • Federico Portill..

    Martín vi en dw-tv en Alemania con acento la trayectoria tuya, felicitaciones por el trabajo que estas realizando. Al ver el corto tuyo creo que mostrabas los limites de nuestro laberinto como un escape de la realidad después de una experiencia traumática. ¿Que hubiese ocurrido si el personaje finalmente se encontrase con su imagen en un espejo?

     
     
     
  • Deje un Comentario
     
    Your gravatar
    Su Nombre