Curso de primeros auxilios en español

Texto por Carolina Proaño Wexman

La Cruz Roja alemana (Deutsches Rotes Kreuz) realiza, varias veces por año, un Curso de primeros auxilios en castellano para apoyar a la comunidad hispanohablante en Berlín.

Su coordinadora, María García, nos contó que la Cruz Roja alemana creó esta iniciativa en 2007 (no sólo en español, también se imparte en otros idiomas) para que quienes no hablan alemán no se sientan limitados y/o inseguros a la hora de prestar ayuda, ya sea por el idioma, por no saber cómo reaccionar ante una situación de emergencia o por desconocimiento de las leyes alemanas.

Además, en muchos trabajos, se exige haber hecho un curso de primeros auxilios. La idea de la Cruz Roja es que los inmigrantes, en este caso de habla hispana, lo puedan hacer y entender sin las limitaciones del idioma.

 

Berlín en Español: ¿Quienes deberían hacer el curso de primeros auxilios?

María García: Además de ser requisito indispensable para sacar el permiso de conducir alemán, en muchas empresas y ámbitos laborales se necesita haber hecho un curso de primeros auxilios. Algunos de estos casos incluyen profesionales de la educación preescolar y primaria, trabajadores de seguridad pública, perfumerías como Rossmann y DM, supermercados, el transporte público y por supuesto en hoteles y el área gastronómica, por ejemplo.

Y por supuesto para cualquier persona que quiera estar preparada para situaciones de emergencia en general.

 

Prestar ayuda: no sólo una acción humanitaria, sino obligatoria bajo la ley

¿Sabías que te pueden poner una multa importante e incluso mandarte a la cárcel si no ayudas a alguien que ha sufrido un accidente?

No se trata de dar respiración boca a boca, pero el sólo hecho de marcar 112 (número de emergencias médicas de Berlín) se considera suficiente para -ojalá- salvar una vida. Si te ven en alguna cámara de la policía pasando al lado sin hacer la llamada, te puede costar caro.

María insiste en que “es muy importante que la gente tenga en cuenta que prestar ayuda no es sólo una acción humanitaria, sino también legalmente obligatoria en este país”.

 

BeE: ¿Qué cosas se aprenden en el curso?

MG: Además de todo el aspecto legal que implica ayudar o no a una persona que sufre un accidente, intentamos que los participantes pasen de no tener ni idea de qué hacer en un caso de emergencia, a tener una imagen más clara de lo que se debe hacer en ese tipo de situaciones: desde cómo enfrentarlo -y mantener el control- emocional y psicológicamente, hasta qué medidas tomar y qué hacer en caso de quemaduras, desmayos o cualquier tipo de accidente que no amerite intervención médica profesional.

El objetivo es que los participantes del curso salgan sintiéndose más seguros y que si llegan a enfrentarse a cualquier situación de emergencia, sabrán qué hacer y cómo reaccionar.

BeE: ¿Al final del curso se entrega algún certificado?

MG:  Sí y es el mismo certificado que te darían si hicieras el curso en alemán. No hay ninguna diferencia, la única “particularidad” es que lo impartirmos en español, aunque hay algunas cosas que tengo que enseñar en alemán porque vivimos en Alemania, pero lo explico todo en español.

BeE: ¿Cuál es el máximo de participantes?

MG: Normalmente aceptamos de 15 a 18 personas por curso. Si hay mucha demanda entonces podremos programar una nueva fecha para los que queden afuera.

 

Si continua usando el website, usted acepta el uso de Cookies. Más información.

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, estará de acuerdo con esto.

Cerrar