¿Qué seguro médico contratar y cómo funciona el sistema?

Seguro sanitario privado (private Krankenkassen)

En teoría, todo el mundo que no cumpla con los requisitos para un seguro médico público, puede elegir un plan de seguro de salud privado.

A los profesionales independientes, funcionarios públicos y personas con un salario mayor al expuesto anteriormente o por sobre los 4.012,50€ mensuales, les conviene más contratar un seguro privado.

Si contratas un seguro público, puede que las contribuciones te salgan más caras que lo que tendrías que pagar en un plan privado.

Lo cierto es que con un seguro privado tendrás una cobertura más amplia y acceso a otros tratamientos que quizá no están incluidos en el seguro público (terapias alternativas, por ejemplo).

El precio del seguro privado varía, pero uno de estos planes puede llegar a costar hasta unos cinco mil euros al año.

 

Ventajas, desventajas y condiciones generales

  • Puedes elegir entre los mejores doctores de una clínica (al jefe de cardiología, por ejemplo, si quieres).
  • Trato preferencial en la consulta médica (te atienden de primero).
  • Hospital privado o semi. Habitación privada en el hospital.
  • Los aranceles se basan en tu “perfil de vulnerabilidad” y no en tus ingresos. Mujeres y adultos mayores pagan más que un hombre joven.
  • Reembolso contra factura. Primero pagas el tratamiento y luego el seguro te devuelve un porcentaje.
  • Diferentes opciones para las formas de pago.
  • Cada miembro de la familia debe ser asegurado individualmente.

 

Ten en cuenta que…

Tu compañía aseguradora te dará una tarjeta de seguro sanitario, imprescindible cada vez que vayas al médico, dentista o especialista.

Si eres ciudadano de la Unión Europea puedes recibir tratamiento médico gratuito mientras poseas la Tarjeta sanitaria europea (TSE).

Lamentablemente, en algunos casos, puede que te cobren directamente por el tratamiento y debas pedir el reembolso en la Seguridad Social de tu país de origen.

La TSE se puede pedir o renovar por Internet. Pero atención: si tu plan es quedarte en Alemania por un período largo, tendrás que contratar un seguro médico local.

Ciudadanos no comunitarios: Medicamentos, doctores, tratamientos y hospitales son bastante caros sin un seguro médico, así que es recomendable contratar uno (Enfermo, sin papeles y sin seguro médico) si eres más bien enfermizo/a.

 

Requisitos generales

La burocracia en las aseguradoras no es muy distinta, pero siempre va a haber una que te va a pedir un papel y otra que te va a pedir tres.

En casi todas, eso sí, siempre se exigirá certificado de empadronamiento (Anmeldung) y probablemente los documentos de filiación correspondientes si es que vas a ingresar como carga a tu pareja e hijos.

Si recibes el paro o seguro de desempleo seguramente tendrás que presentar una carta del Job Center que confirme que ellos se van a hacer cargo de los pagos a la aseguradora.

Y ojo: No es obligatorio tener un permiso de residencia para contratar un seguro médico, pero sí es obligatorio contar con seguro médico si quieres obtener la residencia y/o permiso de trabajo.

 

¿Qué compañía de seguro me conviene?

Difícil responder. Como lo hemos dicho antes, los aranceles, ventajas y condiciones que cada compañía ofrece dependen de la situación de cada uno.

Por otra parte, en Alemania existen ¡más de 240! empresas aseguradoras para elegir…

En el sitio krankenkassen.focus.de y encontrarás un comparativo (en alemán) entre distintos seguros médicos respecto a prestaciones y costos.

 

 

Si continua usando el website, usted acepta el uso de Cookies. Más información.

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, estará de acuerdo con esto.

Cerrar