Thomas Rimbot, fotógrafo

Thomas Rimbot, fotografo

Thomas Rimbot

Texto por Carolina Proaño Wexman

El fotógrafo francés Thomas Rimbot no es, en términos estrictamente editoriales, el tipo de artista que Berlín en Español pretende promover en sus páginas virtuales. Básicamente porque, bueno, es francés. Pero decidimos darle el espacio porque nos gustó su trabajo que, a fin de cuentas, fue creado a partir de su experiencia personal en Chile, desde una perspectiva muy interesante y genuina.

En su proyecto Paseo por Atacama, Rimbot revela su propia visión del paisaje del desierto chileno (el más seco del planeta) sin caer en la ilustración de guía turística, pero sin dejar de lado esa capacidad de sorprenderse que se manifiesta en nosotros cada vez que viajamos.

Porque para ser un buen fotógrafo hay que ser un buen viajero y Rimbot aprendió a viajar con el significado que eso tiene, es decir, entender otras culturas, otras maneras de estar en el mundo y participar en ello (antes de sacar la cámara).

Atacama lo fascinó desde el primer momento. Había viajado mucho por Europa, pero nunca había visto nada parecido: los grandes espacios, la naturaleza gigante, el volcán activo de 6 mil metros de altura. Para Rimbot era la energía de la tierra y, al mismo tiempo, la sensación de estar en otro planeta: uno sin formas definitivas.

Una roca volando, el fantasma de un lago, sobras de ríos y espectros. No hubo en el fotógrafo intención ni consciencia, pero es lo que ve la gente en sus fotos. Es, quizá, la misma inmensidad del paisaje la que permite al espectador este amplio espacio de percepción.

Porque el desierto de Rimbot no es sólo arena y cactus. Hay cientos de versiones del color tierra, aguas azules, verdes y rojas y valles con dunas en todos los tonos, tamaños y texturas.

Kilómetros y kilómetros de desierto, en todas las direcciones y bajo docenas de luces posibles.


 

Comentarios: 2

Deje un Comentario »

 
  • es un gran fotografo y gran persona. felicitaciones !!!!!!!!!

     
     
     
  • enrique

    Tuve oportunidad de cruzar el desierto de Atacama en dos oportunidades. Lamento no tener el “don” fotografico de M. Rimbot. Les recomiento la experiencia de ese cruce.

     
     
     
  • Manuel

    da ganas de ir a ese desierto ! Buenas fotos.

     
     
     
  • Deje un Comentario
     
    Your gravatar
    Su Nombre