Visa de estudiante de idiomas

idiomas1

por Monai de Paula

Alemania es uno de los pocos países donde se puede sacar un visado para estudiar el idioma, cuya vigencia se extiende mucho más allá de lo que podría durar el curso que te interesa tomar.

En Francia, por ejemplo, si planeas estudiar el idioma por seis meses, tienes que encontrar un curso de esa duración, pagas de una vez todos los costos de la escuela que elegiste y tu visado tendrá la expiración sobre la fecha en que se terminarán esas clases.

Además en muchos casos, ese tipo de visado no te oficializa como residente en el país donde estás estudiando, más bien es como una estadía extendida de turista. Al fin, estás ahí pero no estás. No puedes trabajar, no perteneces al sistema de salud, ni de seguridad social. Se supone que todos sus gastos serán cubiertos por recursos que salen de tu país de origen.

Pues acá en Alemania no es que sea muy distinto, pero sorprendentemente el estatus de “Estudiante de Idiomas” es más flexible de lo que se puede esperar.

El visado para estudiantes de idioma en Alemania esta previsto, más que todo, para jóvenes que quieren realizar sus estudios universitarios en una institución alemana y para eso necesitan antes adquirir conocimientos en la lengua.

Como se supone que aprender alemán es una tarea difícil, su duración es de dos años. Ojo: hay siempre que chequear los pactos entre los países, pero esa regla le sirve a muchos países de América Latina.

Para intentar ese visado, hay que presentar la documentación correspondiente en el consulado o embajada de Alemania en tu país de residencia. Es decir, desde tu país de origen o desde donde tengas título de residente (si estás viviendo en otro país, vamos a decir España y ahí estás empadronado; o en Francia, si tienes la Carte de Séjour).

No hay posibilidad de tramitar este visado estando en Alemania como turista.  Y si ya tienes acá algún status, igual se hace difícil cambiarlo sin tener que volver a tu país.

Hay siempre que chequear el listado con la documentación necesaria en el consulado donde entrarás con tu solicitud, pero son tres los requisitos que a ellos realmente les importan: la matrícula en el curso de idiomas, el seguro de salud privado (Krankenversicherung) y el Verpflichtungserklärung (declaración de compromiso o carta de responsabilidad).

 

La matrícula en el curso de idiomas

El curso de alemán que se reconoce válido para sacar este visado tiene que corresponder a un mínimo de carga horaria y frecuencia que lo determina como ‘intensivo’.

Casi todos los cursos de alemán como lengua extranjera en Berlín siguen ese formato: clases cinco veces a la semana (de lunes a viernes), tres horas por día. Cuestan más o menos 200 euros al mes y sí, se aprende alemán de supervivencia (si uno se pone para eso).

Cada módulo dura tres meses y sus nombres siguen la norma europea para estudios de idioma: A1 y A2 (Básico uno y dos, en alemán, Grundstufe), B1 y B2 (intermedio – Mittelstufe) y C1, C2 (Oberstufe – avanzado).

Es posible matricularse –por Internet- en una escuela sin saber en que nivel de alemán estás. Pagas el primer mes de clases, más una tasa de registro que cuesta como 10 euros y ellos te envían por correo el recibo de ese pago más el Anmeldungsbescheinigung, que es un comprobante de que te registraste.

En este documento debe constar que tendrás –como mínimo- veinte horas de clases semanales por un mínimo de tres meses (este documento se presenta al solicitar la visa en el consulado o embajada).

El primer día de clases puedes probar los distintos grupos hasta encontrar dónde estás mejor ubicado.

Página: 1 2